Dejando de lado la posibilidad del “desorden ordenado”, de cierta libertad creativa en el mundo web. Hemos llegado a un punto en que el que todas las webs consideradas “bonitas” responden a webs con grandes fotos en cuadrículas, consiguiendo asi que todo tenga el mismo aspecto. Con el diseño fuera de cuadrícula, da igual que unas fotos floten sobre otras. O que al verla en móvil la disposición de estas respondan más a su buena visualización que en comparación a…